celebrando con MEJILLONES ::

Junio fue un buen mes.  Posiblemente el mejor desde que llegué en Buenos Aires.

Mi mejor amiga de NOLA (New Orleans, Louisiana) me visitó, fui la vendedora que mas vendió en The Underground Market, puedo caminar como una persona normal (gracias, doctor!) y soy la dueña orgullosa de una cama nueva con linos blanco.  Ah si, en algunas semanas voy a abrir mi propia puerta cerrada, NOLA.  Las tarjetas están impresas, pagina de web-facebook-twitter están organizado, las copas para vino compradas, hay solamente cosas chicas que me faltan antes de abrir al publico.

Así que, que es una puerta cerrada?  Una puerta cerrada es un restaurante chico que se encuentra en la casa del chef.  Abre sus puertas una, dos, tres veces por semana con un menú fijo.  Generalmente hay una mesa grande y comunal, sin embargo no es obligatorio.  Me gusta la mesa comunal.  Hay algo misterioso en comer y compartir una experiencia intima con desconocidos.  Mi mesa tiene lugar para diez personas.

Necesita una reserva para asegurarse su plaza.  48 horas antes de la cena, el invitado recibirá un correo con la dirección.  Pero shh, no le digás a nadie, es un secreto.  Las puertas abren a las 21h y los invitados están recibidos con una copa de champagne y jazz desde los parlantes.  La cena comienza puntualmente a las 21:30, cuando me introduzco y el menú de la noche.  Se sirven quatro pasos junto con un maridaje de vinos.  El menú refleja mi pasión por la cocina Creole-Francesa-Mejicana y tiene elementos rústicos y modernos.  Por supuesto, va a haber muchos vegetales, frutas y mariscos locales de estación.

Las próximas semanas voy a estar poniendo los toques finales en el menú y también en la casa.  Estoy experimentando con muchos gumbos y bisques (estafados de mariscos, que son muy común en New Orleans), torta de CERDO, y más pastelerías que quiero hacer.  Estoy nerviosa y voy a intentar mi mejor para satisfacer todas las papilas en tu boca. Ayer fui a barrio chino para buscar cangrejos y ví mejillones.  No los mejillones congelados, sino el tipo que todavía tienen barbas.   Froté mis ojos y empujé la gente.  Creo que nunca me fui de barrio chino tan entusiasmada.  Preguntar a mi amiga alta y rubia, ella te contará.

Usé los cangrejos en el gumbo de mariscos y chorizo.  INCREIBLE.  Las mejillones los cociné al vapor en una salsa de vino blanco y ajo con linguini y pan de ajo.  Fue un día mágico.  Agregarlo a la lista, junio.

Muchas gracias a todos los fans de NOLAchef, particularmente en Buenos Aires.  Es un placer cocinar para ustedes y mirar sus entusiasmos para mis porotos y arroz! 

Para mas información de mis proyectos actuales lee esta entrevista.  Para reservar una plaza, manda un mail a la puerta cerrada NOLA a NOLAbuenosaires@gmail.com.

facebooktwittergoogle_pluspinterestmail

Trackbacks

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>